¿Cómo afecta el ruido a los animales?

No es un secreto que el ser humano representa un peligro para la naturaleza. Este daño se da a niveles que rara vez podemos imaginarnos. La contaminación sonora o acústica es uno de estos casos que creemos que solo afecta a las personas, pero también tiene un grave impacto en las plantas y los animales. A continuación veremos cómo afecta el ruido a los animales.

como afecta el ruido a los animales

La contaminación sonora es el exceso de sonido que satura el ambiente, que generalmente lo podemos encontrar en las zonas urbanas. Se trata de la unión del sonido de cláxones, automóviles, personas hablando y celulares sonando entre otros. Es fácil imaginarse de lo que se trata cuando pensamos en la calle principal de una ciudad moderna a una hora pico.

Este exceso de ruido parece solo afectar a los humanos, pero la naturaleza que rodea la ciudad también sale gravemente afectada. El ruido también afecta al comportamiento de los animales.

Alteración de los ecosistemas por los efectos del ruido

La contaminación sónica tiene un grave impacto en la fauna y la flora. Las ondas sonoras emitidas por estos ruidos son capaces de crear efectos negativos para la naturaleza, llegando a causarle graves daños. En algunos casos, este tipo de contaminación puede ser letal para muchas especies.

Es así como la contaminación acústica no solo nos afecta a nosotros como humanos, sino a toda la naturaleza que nos rodea. A pesar de esto, este exceso de ruido no tiene la importancia ni la conciencia social que merece. Aunque dañe nuestros oídos todos los días, es una problemática comúnmente ignorada en las grandes ciudades.

El ruido afecta en primer lugar a los animales. Sabemos que existen muchas especies que suelen comunicarse de manera sonora, por lo que el escándalo urbano puede lograr que su mensaje no sea escuchado, que se confundan o desorienten y que no lleguen a su lugar de destino. El exceso de sonido puede asustar a diferentes criaturas, especialmente a las aves quienes pueden espantarse con ciertas ondas sonoras, desviar su camino e interrumpir su ciclo reproductivo.

El ecosistema se ve afectado debido a que la contaminación sónica puede afectar la migración, la reproducción o incluso la existencia de los seres vivos. Se enfrentan a una interrupción fuerte de su forma de vida diaria.

Las especies que más sufren los impactos de la contaminación sonora

1. Las Ranas

Sabemos muy bien que las ranas se comunican a través de su famoso croar. Esta especie utiliza este sonido para enviar mensajes cuando se encuentran en épocas de apareamiento y cortejo. En muchas ocasiones, el croar de las ranas se ve interrumpido por el ruido de las grandes ciudades, o incluso por un camión que esté pasando a toda velocidad por la autopista fuera de una zona urbana. Al no poder escucharse, las ranas pierden la oportunidad de reproducirse, lo que puede hacer que estas criaturas entren en peligro de extinción.

efectos ruido ranas contaminacion acustica

2. Las Plantas

Podemos pensar que debido a que las plantas no tienen oídos, no se ven perjudicadas por la contaminación acústica, pero estamos muy alejados de la realidad. Algunas especies de aves son encargadas de transportar diversos tipos de semillas. Cuando el ruido excesivo interrumpe el viaje de estos pájaros, también se ve pausado el ciclo de estas plantas, ya que no se realiza el proceso de dispersión de semillas mediante la polinización. Esto es un ejemplo de como la contaminación acústica tiene un efecto negativo tipo dominó en la naturaleza.

3. Las Aves

Una de las principales consecuencias de la contaminación acústica causadas por el tráfico de las carreteras es la alteración del canto de los pájaros, ya que el ruido de los coches dificulta la comunicación entre las aves. Esto es un problema grave durante los períodos de reproducción ya que interfiere en el proceso de cortejo que se efectúa a través del canto.

El colibrí es una de las aves que utiliza el canto para atraer a las hembras en época de reproducción. Su canto se puede ver interrumpido por la contaminación acústica afectando a sus tasas reproductivas. La disminución en el número de colibríes a su vez puede afectar a la reproducción de determinados tipos de plantas y flores que dependen de animales como el colibrí para la dispersión de sus semillas tales como los geranios, las heliconias o los hibiscos, también conocidos como rosas chinas.

animales polinizadores aves colibries

Las aves han estado buscando una forma de sobrevivir al ruido por sí mismas. Estos animales han creado sonidos que buscan sobrepasar las ondas emitidas por los humanos, parecidos a un quejido. Es decir, su instinto de supervivencia los ha llevado a crear nuevas formas de comunicarse para poder sobreponerse a la contaminación sónica producida por los seres humanos.

Los murciélagos, por su parte, cuentan especialmente con su sentido auditivo para cazar y poder alimentarse. Gracias al exceso y la fuerza de las ondas sonoras antropogénicas, estas criaturas podrían perder “el radar” que les guía y no llegar a su destino o no conseguir a su presa.

4. Las ballenas, los delfines y otros animales marinos

Los cetáceos son seres que dependen de la comunicación acústica. Estos animales utilizan el sonido como si fuera la vista, y aunque estén bajo el agua, se ven especialmente afectados por este tipo de contaminación. Las pruebas militares, así como la extracción y exploración de petróleo, son capaces de emitir ráfagas de sonido que viajan a largas distancias, interfiriendo con el sentido más importante de estas criaturas. Estos seres vivos podrían perder su camino, la presa de caza, o incluso podrían sufrir graves daños en su audición debido al fuertísimo impacto acústico producido por estas actividades perturbadoras.

efectos contaminacion acustica peces delfines ballenas y cetaceos

La “burbuja marina” es un proceso en el cual las grandes embarcaciones exploradoras de petróleo y minerales emiten fuertes ondas sonoras en búsqueda de estos tesoros. Estas ondas son casi letales para los animales marinos, siendo culpables de la muerte de un gran número de estos seres vivos en cada sesión de búsqueda de minerales. Los delfines son especialmente afectados debido a que este proceso es capaz de destrozar sus tímpanos, acabando con su vida.

El ruido también es capaz de afectar el proceso de alimentación y cría de algunas especies. Hecho que ha sido identificado como uno de los factores de peligro de extinción en algunos animales. El fuerte sonido del motor de los aviones, por ejemplo, perjudica especialmente a las aves, que se encuentran casi directamente expuestas a esta gran molestia.

¿Qué podemos hacer?

Hemos visto cómo se ven afectados los animales por el ruido. Así entendemos como no solo nosotros nos vemos gravemente afectados por la contaminación acústica, sino que todo nuestro ecosistema se ve dañado por ello. Los seres humanos debemos tomar conciencia acerca de este hecho para poder concluir en soluciones verdaderamente efectivas que ayuden a mejorar nuestra convivencia con todos los seres vivos que habitan nuestro planeta.

Aunque pensemos que algunos de los factores de nuestra existencia no tienen efecto sobre la naturaleza, es sorprendente entender que estamos muy equivocados. La contaminación acústica suele ser vista como algo que solo afecta a las personas, y no es tomado en cuenta por verlo como una consecuencia del ajetreo de la vida diaria.

La próxima vez que pensemos en tocar la corneta del auto, gritar, o hacer ruidos mayores, analicemos los daños que estamos ocasionando a nuestro planeta para tomar una buena decisión al respecto. Con la unión de muchos, podemos hacer grandes cambios y llegar a salvar la existencia de muchas especies.